Mediación

Home / Mediación

Mediación en asuntos Civiles y Mercantiles

Una de las novedades legislativas del año 2012 ha sido la Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en asuntos Civiles y Mercantiles que establece la figura del mediador y el procedimiento de mediación para la resolución de conflictos civiles y mercantiles.

El procedimiento mediador es relativamente nuevo y desconocido para el público, pero puede ofrecer unas ventajas y matices muy interesantes frente a la tradicional vía judicial.

Este despacho ofrece el servicio profesional de mediación en asuntos civiles y mercantiles, agrupados en la Asociación Española de Peritos Judiciales y Mediadores Arbitrales.

¿Cuál serían los pasos a seguir a la hora de actuar?

– Nuestro Timing de Trabajo –

1. Reunión informativa presencial

2. Nombramiento como mediador

3. Realización de la mediación

5. Visado de los acuerdos

6. Elevación a escritura pública de los acuerdos

(Opcional, necesario para la ejecución judicial)

7. Ejecución judicial de los acuerdos incumplidos

(Posible ante su incumplimiento)

Conceptos

Mediación

Se entiende por mediación aquel medio de solución de controversias, cualquiera que sea su denominación, en que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un mediador.

Carácter no Adversarial

La mediación se basa en la concepción positiva del conflicto, en el acercamiento empático a la visión, situación y problemas del otro y en la aceptación de la diversidad como promotora de soluciones creativas. El mediador no es el encargado de decidir el conflicto sino que son las partes las que lo hacen al llegar a acuerdos, con lo que nos hallamos ante un proceso de resolución de conflictos de carácter autocompositivo.

Voluntariedad

Son las partes quienes deciden si quieren o no involucrarse en un proceso de mediación. La voluntariedad significa el respeto a la voluntad de las partes para aceptar primero, la entrada en este procedimiento, segundo, el acuerdo alcanzado en él y tercero, apartarse del procedimiento mediador en cualquier momento.

Neutralidad

El segundo de los caracteres estructurales de la mediación es la intervención en ella de un tercero neutral e imparcial que se ocupa de la dirección del procedimiento de mediación. El mediador intervendrá sólo en aquellos casos en que pueda mantenerse neutral, teniendo claro el concepto de imparcialidad para lograr un trato similar a todas las partes.

Confidencialidad

Se trata de la necesidad de reserva respecto de las revelaciones realizadas durante el procedimiento de mediación. Esta exigencia, que recogen prácticamente todos los ordenamientos jurídicos referidos a la mediación, conecta con la voluntariedad de las partes, ya que es la única forma de que las partes expongan con sinceridad los múltiples aspectos del conflicto.

Ventajas

Se trata de un instrumento rápido, económico y eficaz. Rápido en comparación con la alternativa judicial. Económico, ya que el mediador es el único profesional que interviene. Eficaz, ya que al ser las partes las que deciden la solución al conflicto se reducen los problemas para el cumplimiento de la resolución acordada. Los acuerdos logrados por la partes pueden ser ejecutados en vía Judicial si previamente han sido elevados a escritura pública notarial.

Precio

En la reunión informativa presencial se les informará del coste que lleve aparejado el procedimiento de mediación porque depende de la cuantía del proceso objeto de mediación, por ejemplo, la suma de cantidad reclamada entre las partes, cuando este determinada, establece la cuantía del proceso sometido a mediación.